30 de noviembre de 2016

10 preguntas a Susana Díaz sobre el metro de Granada

Hoy el Consejero de Fomento de la Junta de Andalucía comparece en el Parlamento para hablar sobre la situación del metro de Granada. Lo hace en noviembre de 2016 tras incumplir el plazo prometido, de que el metro estaría en marcha ya, tras anunciar hace un mes un nuevo retraso, indicando que estará andando en marzo de 2017. Todo ello tras más mantener más de un año cerrado el tramo Albolote-Caleta, que podría llevar en servicio desde octubre de 2015, pero que el gobierno del PSOE, desde Sevilla, ha decidido no poner en funcionamiento. Total, sólo son 500 Millones de Euros de inversión desperdiciada.

El grupo parlamentario de Izquierda Unida, va a dirigir hoy al Sr.Consejero estas 10 preguntas al gobierno de Susana Díaz sobre el metro en Granada:

1. Al privatizar la explotación del metro de Granada, se inducen nuevos costes por beneficio industrial, pago de impuestos, necesidad de supervisión, etc. ¿Cuánto sobrecoste anual implica la decisióin del gobierno andaluz de privatizar la explotación del metro de Granada? ¿Cuánto va a encarecer el coste del billete para las personas usuarias?

2. Más de la mitad del metro está terminado y cerrado desde hace años ¿Cuál ha sido el criterio seguido por el gobierno andaluz para negar la posibilidad de una explotacióin parcial de la línea 1 del metro de Granada en su tramo Albolote-Caleta, cuando en Málaga y Sevilla sí se produjeron puestas en marcha parciales similares? (En Sevilla la línea 1 empezó a funcionar en abril de 2009 pero las estaciones de Puerta Jerez a Montequinto no se abrieron hasta noviembre del mismo año)
las estaciones Puerta de Jerez y las tres últimas de Montequinto se incorporaron al servicio en septiembre y noviembre de 2009

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2754187/0/metro-sevilla-alcanzara-este-martes-cien-millones-viajeros-transportados-desde-su-puesta-servicio/#xtor=AD-15&xts=467263
las estaciones Puerta de Jerez y las tres últimas de Montequinto se incorporaron al servicio en septiembre y noviembre de 2009

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2754187/0/metro-sevilla-alcanzara-este-martes-cien-millones-viajeros-transportados-desde-su-puesta-servicio/#xtor=AD-15&xts=467263

3. ¿Cuántos millones de Euros se ha ahorrado el gobierno de Susana Díaz a costa de Granada por esta no puesta en marcha parcial del metro, pese a estar prevista en los presupuestos 2015 y 2016? (IU estima más de 10 Millones de Euros)

4. ¿Conoce la señora Presidenta que la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía establece en un periodo no inferior a 6 meses el tiempo necesario para la adecuada formación del personal del metro de Granada?

5. Si lo sabe ¿Cómo se atreve a afirmar que el metro estará en funcionamiento en marzo si el proceso de selección no estará culminado hasta enero y, en consecuencia, será imposible terminar los 6 meses de formación en los dos meses que transcurren de enero a marzo? ¿Se está mintiendo de nuevo a los granadinos? ¿Será más bien en julio cuando tengamos el metro en marcha? ¿Quizá se refería al mes de marzo pero de 2018?

6. En caso de que, pese a todo, decidan que el metro empiece a funcinar en marzo de 2017 ¿Acaso piensan hacerlo con un personal deficiente, apresurada e insuficientemente formado? ¿Asume personalmente la señora Presidenta la responsabilidad sobre las deficiencias en el servicio o los problemas de seguridad que puedan derivarse de dicha decisión?

7. ¿Cuándo piensa el gobierno andaluz iniciar el diálogo técnico, político, social e institucional para el rediseño del sistema de transporte metropolitano y urbano en Granada. Un nuevo diseño necesario por los cambios en la demanda y oferta de movilidad que introducirá el metro de Granada? ¿Cómo es que aún no se ha iniciado? ¿Están esperando a que el metro esté ya en funcionamiento y la ciudadanía y empresas afectadas estén ya sufirendo las consecuencias de esta falta de previsión para empezar a hablar?

8. ¿En qué estado se encuentra el plan de transporte metropolitano del área de Granada? ¿Por qué no se está elaborando con la ciudadanía? ¿Por qué sus documentos son inaccesibles para el público en general?

9. ¿En cuánto estima el gobierno andaluz el coste económico y social para Granada de cada uno de los sucesivos retrasos del metro?

10. ¿Qué medidas tiene previstas Susana Díaz para compensar a la ciudadanía y tejido empresarial de Granada por los perjuicios causados por la nefasta gestión de su gobierno de las obras y puesta en funcionamiento del metro de Granada?

28 de octubre de 2016

¿Qué pensión pública tendrás cuando te jubiles?

El saqueo de la caja de pensiones de la Seguridad Social por el gobierno es una estrategia calculada para ofrecer a la banca privada un inmenso mercado: el de nuestras pensiones. ¿Alguna duda? Me acaba de llegar al móvil un mensaje que reproduzco textualmente: "¿Qué pensión pública tendrás cuando te jubiles? Descúbrelo aquí, más info en..." y ahí el amable enlace a la página de un banco. En ella, con sólo tres datos, me informan de lo que voy a perder, de lo débil que está el sistema público de pensiones y de lo que ellos me ofrecen para asegurarme una pensión privada, a cambio de la renuncia mensual a ¡un 20% de mi salario! ¿No les suena a algo esa campaña de publicidad bancaria? A mi sí. Me recuerda a "comprar vivienda, la mejor inversión". Las pensiones son la nueva burbuja. La fiesta ha comenzado.

Tras el rescate y la privatización de las cajas, las pensiones son el nuevo regalo del PPSOE a la banca. Pero para que el negocio funcione, es necesario crear la demanda. De eso se ha encargado el PP, quebrando el sistema de pensiones para que la población vuelva en masa a los bancos. Ahora no ya a pedir créditos, sino a meter dinero en fondos de pensiones. Rajoy sacude el árbol y la banca recoge las nueces. Y las nueces somos usted y yo, a quienes nos plantean ahora que renunciemos a un 20% adicional de salario (ya renunciamos aproximadamente a eso para el sistema de seguridad social) porque el sistema público de pensiones está amenazado.
Pero si el sistema está amenazado es porque está siendo agredido de forma sistemática por la derecha a dos manos:
  1. Consumiendo el Fondo de Reserva de la Seguridad Social. Rajoy heredó un fondo de reserva de 66.800 millones de Euros en noviembre de 2011. En menos de 5 años lo ha dejado en 24.200 millones. El gobierno del PP se ha gastado 25 millones al día del ahorro de los trabajadores y trabajadoras para hacer frente a los gastos del gobierno.
  2. Reduciendo las aportaciones. A sabiendas de lo delicado que es el equilibrio entre cotizaciones y pago de pensiones, en plena recesión y con la pirámide demográfica en proceso de inversión, Rajoy le regaló a la patronal una reducción de 2 puntos en las cotizaciones por cada trabajador. Se dedicaba cada mes menos dinero a pagar las pensiones actuales y futuras.
Es decir: la derecha cerró el grifo de entrada de dinero al fondo de reserva a la vez que sacaba del mismo más de lo que entraba a un ritmo acelerado. ¿Y ahora dicen que están preocupados por las pensiones? Es como si un pirómano diera charlas sobre reforestación. El capitalismo político (el PP) crea el problema y el capitalismo económico (la banca) hace negocio con la solución ¿No es entrañable? Bonito como la cena de Navidad de alguno de los consejos de administración en los que, al fin y al cabo, acaban todos juntos.

No es torpeza. Es el cumplimiento de una hoja de ruta para que en España acabemos como en Estados Unidos, donde las pensiones son una cuestión esencialmente privada; gestionada por los fondos de inversión que se dedican después a especular con los alimentos, el petróleo, la vivienda, armas o materias primas manchadas de sangre. Eso sí, con fracasos estrepitosos eventuales que dejan a millones de jubilados en la ruína más absoluta, sin edad para trabajar ni pensión pública ni privada a la que aferrarse.

El problema tiene solución, mediante una política combinada de: incremento de las cotizaciones, estímulos directos al empleo, regularización de economía sumergida, conversión de empleo temporal en indefinido y una política migratoria a largo plazo (entre otras) Las antípodas del programa del tripartito PP-Cs-PSOE que nos va a gobernar.

En 2018 el fondo de reserva estará completamente agotado y empezará una nueva oleada de recortes (en pensiones o en otra cosa para poder seguir pagando las pensiones) Bienvenidos al futuro. Es el que nos merecemos por votar como hemos votado (colectivamente) Esto es lo que han elegido los votantes del PP y Cs y han permitido que pase los votantes del PSOE.

22 de octubre de 2016

España: record europeo en pobreza y desigualdad.

Casi una de cada tres personas vive en riesgo de pobreza en España, según los parámetros europeos. Ese es el escalofriante titular del informe "seguimiento del indicador de riesgo de pobreza y exclusión social en España" del European Poverty Network.

La probreza en España crece y se ceba especialmente con las mujeres, y la pobreza afecta a la mitad de los hogares monoparentales (mujeres sólas con uno o más hijos a cargo) pero también con las personas jóvenes, carentes de proyecto de futuro y las inmigrantes, que se ven atrapadas en el frustrado sueño europeo.

No se trata exclusivamente de un problema de desempleo. Tener  un  trabajo  o  una  pensión  no  garantiza  no  sufrir  ese  riesgo.    Hay  personas  adultas con trabajos o pensiones en el 14,9%  de los hogares en pobreza ( 11,8% en 2014), y un 1,8% (2,1% en 2014) que sufren tanto pobreza, como privación material severa, que disponen de alguno de esos ingresos. En 2013 los "trabajadores pobres", es decir, personas con trabajo estable en situación de pobreza, eran el 11,7% de los empleado. En 2015, esa cifra ha subido al 15%. Son "pobres con contrato"

Lo que ocurre es que España es uno de los países más desiguales de Europa. En esos países de Europa que admiramos por su nivel de desarrollo, el 20% de la población más rica tiene 5 veces más riqueza que el 20% más pobre. Sin embargo, en España, ese quinto de la población más opulenta tiene 7 veces más que el quinto más pobre. Esto no es casual. Se debe a que estamos construyendo un país en el que los mecanismos que permiten a una minoría acumular riqueza a costa de una mayoría creciente, funcinoan de maravilla.

Si bajamos a Andalucía la situación empeora. Lideramos todos los índices por la cola. Lean el informe. Es tan estremecedor como esclarecedor. Esa es la terrible realidad de la "recuperación económica" de la que tanto presume el PP y que el PSOE está a punto de legitimar con su voto favorable (en forma de abstención) Tendremos las mismas políticas de nuevo: abaratmiento del despido (para que los trabajadores pobres acepten salarios aún más bajos); saqueo de la hucha de las pensiones (que deberán ser recortadas); rebajas de impuestos (para que crezca la desigualdad) y más recortes y copagos en los servicios públicos (para endurecer las condiciones de vida de ese tercio de población empobrecida.) No es justo, pero es lo que nos merecemos por votar como hemos votado.

Las soluciones requieren de medidas a corto y a largo plazo. La única manera de atajar las causas de la pobreaza es, por supuesto, un modelo económico que genere más empleo, redistribuya el existente, se centre en la satisfacción de las necesidades jerarquizadas de la población y socialice los beneficios del trabajo y la inversión. La solución es el socialismo. Pero mientras tanto, son necesarios ya, mañana, planes para paliar los efectos de la pobreza en materia de vivienda y condiciones de vida, salud, alimentación, educación, transporte... Unos planes que sólo pueden aplicar los ayuntamientos si reciben el apoyo económico del Estado. Veremos.




21 de octubre de 2016

Granada, estado: pendiente


Susana Díaz ha situado el debate sobre el estado de la comunidad en el momento que más le conviene: con toda Andalucía pendiente de lo que pasa en Madrid. Sabe que tiene poco de lo que presumir y si mucho que tapar.

Desde IU haremos todo lo posible por hablar de Andalucía desde Andalucía. Con rigor. Por eso, intentaremos (en vano, seguro) que esta presidenta se acuerde también de Andalucía Oriental, y nos conteste a algunas de las muchas cuestiones con las que Granada llega otra vez pendientes a este estado de la comunidad. Si hubiera un "estado de Granada en Andalucía" se podría resumir fácilmente. Estado: pendiente. Por eso le facilitamos las cosas a la presidenta con un decálogo:

  1. Sierra Nevada. Sería necesario que el gobierno andaluz reconociera el incumplimiento histórico de las expectativas del plan de desarrollo sostenible del parque, con grave deterioro para las economías de los municipios afectados. Sierra Nevada necesita un verdadero plan de desarrollo con compromiso presupuestario ya. Por otro lado, también sería bueno que se buscara salida a la situación de permanente conflictividad laboral en la empresa pública CETURSA. 
  2. La atención sanitaria. Evidentemente, todo el conflicto con la mala gestión de la fusión hospitalaria. Pero también en los servicios de atención primaria por toda la provincia (Dehesas Viejas, Dúrcal, Pulianas, Baza...) con servicios de urgencias primarias que se cierran, pediatras inexistentes y esperas de una semana para ser atendido por el médico de familia. 
  3. El tranvía de Granada, que acumula ya un año de retraso para su puesta en funcionamiento y que sólo protagoniza promesas imposibles de cumplir a la ciudadanía, como el que iba a estar en marcha esta Navidad. En eso PP y PSOE coinciden en Granada: en abandonar y mentir a los granadinos sobre las infraestructuras ferroviarias. IU dejó todo preparado para que el tranvía de Granada empezara a rodar en primera fase en octubre de 2015 y con el PSOE no está ni en pruebas en octubre de 2016.
  4. La Vega. Más compromisos incumplidos. En este caso, el de crear una figura de protección y potenciar la agricultura local y el consumo de proximidad. Han preparado un plan para la Vega de Granada que no compromete a nada y que deja la puerta abierta a la urbanización de millones de metros cuadrados de vega y a la construcción de nuevas carreteras troceando los espacios agrícolas. Eso sí: luego todos los políticos, corriendo a hacerse la foto con los niños en defensa de la Vega.
  5. El conflicto de hostelería. Trabajadores y trabajadoras precarias, en economía sumergida, sin derechos, sin convenio... El principal sector económico de Granada al borde del colapso por un conflicto con una patronal que se niega a negociar. Y el gobierno andaluz mirando para otro lado. ¿Es que no hay consejero de turismo o es que cree que su trabajo es sólo cortar cintas?
  6. El Centro Nevada. Catástrofe para el empleo, las PYMES y la movilidad de medio millón de andaluces. La responsabilidad política de la Junta de Andalucía es total por haber faltado a la obligación de velar por la legalidad urbanística y hasta por haber dejado que se le pasaran los plazos para imponerla. ¿Qué planes tiene el gobierno andaluz para auxiliar al tejido comercial de Granada ante esta amenaza? ¿Por qué carece de la voluntad política para impedir su apertura?
  7. BMN y la Banca Pública. El desmantelamiento por fases de la red de oficinas de la extinta CajaGranada, supone la exclusión financiera de miles de familias y PYMES. La ley de cajas, pactada por PP y PSOE para vender a la banca privada el sector de las cajas públicas nos ha traído hasta aquí. Ahora se evidencia la necesidad de la banca pública por la que tanto luchó IU y que le costó a Andalucía un adelanto electoral.
  8. Las canalizaciones de Rules. Cientos de agricultores y miles de empleos de la Costa Tropical siguen dependiendo de las canalizaciones de Rules, a la espera de un convenio entre la Junta de Andalucía y el Ministerio de Fomento para que se desarrollen ¿Tiene un huequito en sus viajes a Ferraz la presidenta para ocuparse de estos andaluces?
  9. El ciclo integral del agua. A estas alturas, el incumplimiento de lo comprometido con el Ciclo Integral del Agua no puede calificarse sino de estafa. Después de tantos años, las depuradoras ya están casi pagadas por el canon de los ciudadanos... sólo que no se han construido, pero la Junta bien que lo ha cobrado. y mientras tanto, los ayuntamientos siendo sancionados por no depurar sus aguas y los ríos (incluidos los que transcurren por parajes protegidos) llevando aguas residuales por sus cauces. ¿Algo que comentar al respecto?
  10. Los barrios ignorados por toda Andalucía y por Granada. En la capital, pero también en Guadix, Loja, Motril, Baza. Barrios que se caen, abandonados por sus ayuntamientos, con más del 50% de paro, abandono escolar, problemas de convivencia, servicios culturales, de limpieza o de transporte de tercera. El abandono de estos barrios es puro incumplimiento de la declaración universal de derechos humanos. Aquí, en Europa. En la tierra que administra el gobierno andaluz.

 Así que Granada llega en estado de mala esperanza. Con ríos contaminadas, regadíos en secano, barrios ignorados, confusión sanitaria, la caja saqueada, la Sierra olvidada, el tranvía parado, la Vega amenazada, los trabajadores y trabajadoras de la hostelería abandonados a su suerte y miles de comerciantes amenazados de cierre por el monstruo del Nevada.

Y todo esto, sin entrar en todos los temas que ya conocemos los granadinos y granadinas de marginación y atraso en tema de infraestructuras. Son responsabilidad del gobierno de España (AVE, ferrocarril convencional, puerto, aeropuerto, etc.) y bien estará que el PSOE se sume a las resoluciones que se planteen en el Parlamento. Pero estaría mejor si por cada reclamación a Madrid, viniera de Sevilla el compromiso (medido en Euros, no en palabras) de resolver alguno de los asuntos que el gobierno andaluz tiene pendiente con Granada. Asuntos todos ellos, vitales para la clase trabajadora granadina. ¿A quién le importa? Cuestión de Clase.

Publicado en elindependientedegranada.es el 20.oct.16

26 de septiembre de 2016

Turismo en Granada: rentabilidad y precariedad de la mano


La mejor forma de celebrar el día mundial del turismo en Granada es acudiendo a las movilizaciones sindicales que reclaman mejores condiciones laborales para los trabajadores y, sobre todo, las trabajadoras del sector. Porque la tarta del mercado turístico no deja de crecer en Granada, pero las mujeres y hombres que hacen las camas, sirven las mesas, limpian los pisos y hacen los turnos de noche no sólo no ven crecer su porción, sino que trabajan cada día más a cambio de un salario menor.

El sector de la hostelería salió de la crisis hace tiempo, pero sus trabajadores siguen sumidos en ella. Basta tomar los datos estadísticos del portal de turismo andaluz para observar la buena marcha de la actividad turística en nuestra provincia. No se trata sólo, como todo el mundo sabe, de que haya crecido espectacularmente el número de visitantes, es que también está creciendo su rentabilidad.
El sector hotelero en Granada va bien. Va muy bien. Va tan bien que en los últimos 12 años hemos pasado de algo menos de 11.439 plazas hoteleras vendidas y ocupadas diariamente, a 15.218. Un tercio más. No es fácil encontrar un sector que haya crecido un 33% en actividad en esta última década larga, protagonizada completamente por la mayor crisis económica desde la Gran Depresión.

Estos buenos datos han atraído capitales, lógicamente. Por eso el número de plazas hoteleras ofertadas ha crecido de 25.204 en la media anual de 2005 a 31.186 plazas en los últimos 12 meses: un 24%. Alto, pero 9 puntos menos que el número de pernoctaciones. Esto quiere decir que el índice de ocupación hotelera ha crecido. Que se rentabilizan más las plazas hoteleras porque están más días al mes ocupadas.
Granada crece entre enero y mayo de 2016 un 7,9% en viajeros, pero tan sólo un 3,1% en pernoctaciones. Tenemos más visitantes, pero cada vez las estancias son más cortas. No obstante, el número de habitaciones de hotel reservadas y pagadas sigue creciendo a buen ritmo. En las gráficas adjuntas puede apreciarse como nuestros hoteles mejoran año a año su ocupación y son, por tanto, más rentables. Máxime si tenemos en cuenta que el bache económico ya ha pasado para los turistas y hemos vuelto a superar la barrera de los 70 € diarios por persona y día, volviendo a la época de máximo gasto, antes de que la crisis financiera se trasladara de lleno a la economía real a partir 2010.

Justo desde ese año, desde 2010, la explotación laboral no deja de crecer en el sector. Así, si en agosto de 2010 el sector mantenía contratadas a 3.663 personas para atender las 11.439  plazas ocupadas diarias, en 2015, tan sólo requirió 3.743 trabajadores y trabajadoras (120 más) para atender las 15.218 plazas hoteleras ocupadas. Un 31% más. 120 trabajadoras más para atender un incremento de 3.779 camas diarias ocupadas.

¿Cómo puede quejarse de falta de rentabilidad por motivos laborales un sector que pasa de necesitar 30 trabajadores por cada 100 camas vendidas a tan sólo 20? ¿Cabe soñar con un incremento de productividad de la fuerza de trabajo mayor? Un factor muy determinante, además, que se debe tener en cuenta es el de la estacionalidad creciente. En ese periodo se ha dado paso a una mayor precariedad por temporalidad en el empleo.

Resumiendo: nuestros hoteles están más llenos, los turistas gastan más y se emplean menos trabajadores para atenderlos que antes, ¿cómo se puede justificar no subirles el sueldo y, a la vez, no reforzar un poco las plantillas?

Los trabajadores y trabajadoras, a través de sus organizaciones sindicales, están reclamando algo muy sencillo: una mínima parte (ni siquiera toda) del pastel de riqueza que ellos y ellas generan con su trabajo. Por desgracia, la patronal granadina es tan corta de vista, y el gobierno andaluz, tan indolente que ni una está dispuesta a ceder esa parte de riqueza que se apropia ni el otro a presionar a favor de unas relaciones mínimamente equitativas. El resultado: un sector tan precarizado que los servicios de calidad se hacen casi imposibles.

La actividad turística constituye, como todo el mundo sabe, uno de los principales sectores de economía y empleo de la provincia. No obstante, queda aún mucho margen para optimizar nuestra capacidad de obtención de riqueza y empleo en este sector. Fundamentalmente, en la estrategia de conseguir una visita turística menos masificada, menos ligada a la estacionalidad y con mayor poder adquisitivo. Son muchos los factores sobre los que se puede y debe incidir para ello, desde las deplorables infraestructuras de transporte hasta la diversificación de la oferta; pero hoy quiero hablar de la situación de los trabajadores, sobre todo, porque es lo que se puede remediar de forma más inmediata.

¿Alguien cree que un licenciado en paro sin formación específica que lleva 12 horas trabajando por 600 euros mensuales puede servir una mesa o recibir a un viajero sin que se le caigan los platos o se le escape una respuesta cargada de malafollá, marca de la tierra? El turista de alto poder adquisitivo requiere un servicio de calidad: ser atendido con agilidad por buenos profesionales, con delicadeza y tiempo, sin malas caras, a ser posible en su idioma, que sean capaces de ofrecerle información útil, etc. ¿Queremos este tipo de turista? ¿Le estamos ofreciendo este tipo de servicio? 

Desgraciadamente, las prácticas empresariales en Granada se están dirigiendo en sentido contrario: empleo de pésima calidad orientado al turismo masificado en una competición por ofrecer los servicios mínimos posibles a los menores costes posibles para, de esa manera, competir con precios baratos. Una práctica insostenible desde el punto de vista social y urbano, pues la ciudad (fundamentalmente) se convierte en un parque temático sin que, a cambio, veamos las ventajas en términos de reducción del paro y mejora de la vida de la población.

Un cambio de estrategia empresarial es urgente. La puesta en práctica de ese "pacto por el turismo" que se redactó cuando IU estaba en el gobierno andaluz y que incluía mejoras en las condiciones laborales aparejadas con inversiones públicas para la reducción de la estacionalidad, la promoción del destino y la diversificación de la oferta turística. Una iniciativa que Susana Díaz se apresuró en meter en un cajón en cuento echó a los comunistas del gobierno. Pero en esto, como en todas las cosas, no existe contradicción entre interés de la mayoría social, de la sociedad en su conjunto, e interés de los trabajadores. Sólo mejorando las condiciones de los trabajadores mejoraremos el sector turístico de Granada. Cuestión de clase.

8 de agosto de 2016

Los españoles no se creen la recuperación

Una de cuatro familias afirma estar peor que hace seis meses (sólo un 16% dice que está mejor). La mayoría creen que la economía no mejorará y un tercio de los españoles afirman que es más difícil encontrar trabajo que antes (frente a la mitad que creen que es más fácil) España no va bien porque las familias (nosotros y nosotras, la gente de verdad) no van bien. Y la gente lo sabe.
 
El telediario, fiel a la campaña del PP, nos miente a diario con datos manipulados sobre la "recuperacióin" de la economía española. Pero la gente sabe que es mentira. Ese es el resumen de la encuesta sobre "Indicadores de Confianza del Consumidor" que publicó el CIS la semana pasada.

La encuesta tiene dos lecturas: una económica y otra política.

Primero la economía: Si miramos con atención los datos y sumamos dos y dos, es evidente lo que está pasando. Le preguntan a la gente sus expectativas sobre la evolución económica, social y laboral de España y la mayoría pensamos que seguirá igual o irá a peor. Nos preguntan si vamos a incrementar nuestro nivel de ahorro o de consumo y la respuesta es un contundente NO... Sin embargo la mayoría prevé que la situación económica de su hogar mejore. Aquí parece haber una paradoja ¿Cómo es posible que la gente no vaya a mejorar su ahorro o su consumo pero diga que su situación va a mejorar economicamente?

La respuesta es sencilla... quienes podemos, estamos haciendo lo mismo: pagar deuda. Los hogares que pueden están reduciendo su consumo, no para ahorrar, sino para eliminar deuda con los bancos, que es tanto como decir disminuir "ahorro negativo". Esto tiene unas consecuencias demoledoras para la economía, porque se están sacando cantidades ingentes de dinero de la economía real para engrosar las reservas bancarias. De unos bancos que siguen dando el crédito con cuentagotas, con unos requerimientos de solvencia durísimos y con unos tipos de interés excesivos.


Este es el camino de la "deflación por deuda". Cuando el consumo se contrae porque la gente mete el dinero en el banco (para pagar sus deudas), como hay menos consumo bajan los precios, las ventas, la producción, el empleo, la inversión... y vuelta a empezar. Cada vez más abajo. Mucho más ampliamente que yo y con mucha más profundidad lo explica en esta entrevista Michel Hudson, autor de "Killing the Host". Un libro al respecto que aún no se ha publicado en castellano.

Y no es que quitarse deudas sea malo. Tampoco es que sea malo hacerlo auqnue no hayan mejorado nuestras economías familiares (como es el caso) y tengamos que recortar en algo nuestro consumo para sanear nuestra economía doméstica. Es un acto de prudencia y responsabilidad. El problema es que cuando lo hecemos de forma generalizada, la economía se para y empieza a retroceder. Digamos que estamos pagando deuda por encima de nuestras posibilidades.

La consecuencia política de esta situación es que el panorama es muy oscuro si quienes pretenden gobernarnos no tienen previsto alejarse de la senda del austericidio. Y ese es el caso. En esto coinciden Rajoy, Rivera y Sánchez. Sus recetas apenas si varían en la canrtidad de sal: recortes, privatizaciones y reducción de derechos sociales y laborales. Con eso sólo conseguirán agravar el problema. Las famlias tendrán aún menos para llegar a fin de mes y la economía seguirá contrayéndose.

Por eso nadie quiere formar gobierno sin que los otros se "pringuen las manos" y sean corresponsables al cien por cien de lo que se haga, porque el que entre de presidente va a poner la cara a la política que todos piensan hacer, pero que los españoles vamos a rechazar. Por eso está costando tanto "formar gobierno". Porque no hay muchas ganas de cargar con el muerto en solitario.

Porque esa es la realidad electoral: menos de uno de cada tres votantes eligieron al PP en junio. La gente una cosa tiene clara: no quiere más de lo mismo. Es verdad que el parlamento está muy fragmentado. Es verdad que no es fácil formar una mayoría alternativa (aunque tampoco imposible). Es verdad que para formarla, el PSOE debería empezar por reconocer dos hechos: el primero que sólo la izquierda consecuente puede ser alternativa a la derecha sin complejos. El segundo, que la constitucióin del 78 está caducada y toca reabrir muchos debates, incluido el de la plurinacionalidad, posiblemente con una solución federal.

Todo eso es verdad. Y sin embargo, es la única salida. La única alternativa socialmente deseable que tiene España es un gobierno de izquierda que sin miedo cambie de rumbo y se enfrente a la dictadura de la troika. Es eso... o que alguno de los tres candidatos prosistema se ponga delante del toro de la deflación con todos los españoles haciendo de resignado capote.

4 de agosto de 2016

La mitad de los españoles no pueden pagarse una semana de vacaciones.

Mientras en el Telediario del régimen, como en los mejores tiempos del régimen de antes, nos venden la imagen de un país de vacaciones, la verdad es que hay ya un 48% de familias españolas que reconocen no poder pagarse una sóla semana de vacaciones fuera de sus hogares.

Es sólo un indicador más del país de pobreza creciente que están construyendo las políticas de recorte del PP y del PSOE. Pero es un dato que nos da pie a comparar la situación laboral en España en el contexto europeo. Una comparación necesaria más que nunca. Porque la Gran Coalición en la que andan embarcados Rajoy, Rivera y Felipe González, se va a construir sobre la lógica de "impulsar las reformas estructurales necesarias para que España gane competitividad" y deberíamos preguntarnos ¿De qué hablan? ¿Qué piensan hacernos?

No es normal el dato. De hecho, en la UE, sólo un tercio de las familas se encuentran en esa situación. Y somos los "PIGS" quienes mostramos ese síntoma de la debilidad económica familiar, mientras lo habitual entre nuestros vecinos del Norte es que del 80% al 90% de familias puedan disfrutar de una semana de vacaciones.

La razón, lógicamente, es que en esos países de Europa se gana más. Mucho más. Los salarios pueden ser del 50% al 100% más altos que en España en la mayoría de países industrializados europeos. Y lo más llamativo es que esto no se debe a que trabajen más sino a que, simplemente, les pagan más. El salario medio en España es de 1.985€ Una cifra engañosa, pues con un salario mínimo de 757 € (la mitad que en Irlanda, Alemania, Holanda, Bélgica o Francia) son millones los trabajadores que no llegan a mileuristas ni en sueños. Sin ambargo, aún con ese "efecto estadístico" que sitúa el salario medio cerca de los dos mil euros, estamos bien a la cola de la media europea, donde lo normal para un trabajador es ganar cerca de 3.000 euros mensuales.

¿Es que los europeos se matan trabajando y por eso cobran más? No. La media de horas semanales de trabajo en un empleo a tiempo completo es casi unánime en Europa, en torno a 41 horas semanales. De hecho, en España, con 41,4 horas, estamos ligeramente por encima de la media (41,2 h) y disfrutamos incluso de menos días anuales de vacaciones que la mayoría de los países de Europa (23 en España y 26, 25, 32 y 24 en Gran Bretaña, Italia, Francia y Alemania respectivamente)

Entonces ¿Dónde está el secreto? El discurso oficial es que España necesita ser "más competitiva" y es verdad... pero ¡cuidado! La competitividad no es otra cosa que lo bajo que eres capaz de vender lo que produces en el mercado. Y esto se puede alcanzar de dos maneras: o bajando los costes de lo que produces o dedicándote a producir algo que puedas vender mejor.

Los partidos que preparan el pacto de gobierno, cuando dicen competitividad, lo que están pensando es "reducir costes laborales". Es decir "bajar salarios". Ellos lo llaman "flexibilidad". Pero lo único que quieren doblar es nuestra espalda. La propaganda política del régimen a la que llevamos años sometida, nos dice que hay que trabajar más y cobrar menos. Que no nos esforzamos, que no somos productivos... pero no es verdad. España es una bicoca para la producción capitalista. Con un coste medio de 21€ por hora trabajada, un poco más de la mitad que en Bálgica, Suecia o Francia, hay que irse a Grecia o Portugal par encontrar un mercado laboral con unas condiciones de explotación más jugosas aún que las de España.

El problema es de atraso en los sectores productivos. Producimos cosas baratas o no exportables. Tenemos una economía dedicada a la los alimentos no elaborados y a los servicios no esportables, mientras consumimos productos industriales del resto de Europa y del mundo, con mucho más valor añadido. Una situación de la que no podremos salir si no diversificamos y modernizamos nuestra producción (producir más barato o algo que podamos vender mejor)

Pero la responsabilidad no es de los trabajadores. No es nuestra. Es de un modelo productivo atrasado y de una construcción europea que ha desmantelado la industria española en lugar de modernizarla (también de un gobierno como el PP que se ha dedicado a laminar sectores emergentes como el de las renovables mientras encogía la inversión pública, endeudaba el Estado y aumentaba la presión fiscal a las PYMES)

Ya estamos metidos en agosto, sin gobierno y con la mitad de las familias sin poder irse de vacaciones. No porque no trabajen, sino porque las explotan como a bestias. Visto así, igual no es tan malo que no haya gobierno y que vayamos a unas terceras elecciones. Total, lo peor que puede pasarnos es que sigan estos. Cuestión de clase.